Historia

La historia del Drei Mohren en Augsburgo

La historia del Drei Mohren (tres moros) de Augsburgo comienza con la historia de cuatro moros. Estos parecen haber sido monjes de Abisinia cuyo viaje en dirección sur no fue afortunado...
La leyenda cuenta: En torno al año 1495, comenzaron a verse en la ciudad viajeros de piel oscura. Cuatro monjes abisinios se alojaron en aquellos días durante mucho tiempo en la posada Minner. Sin embargo, el frío invierno los empujó a regresar apresuraadamente hacia el más cálido sur, y uno de ellos perdió su vida ya en el barrio de Hochfeld. El posadero Minner acogió a los tres supervivientes de nuevo en su casa y los ayudó durante el invierno. Antes de que se marchasen a principios del año siguiente, el posadero hizo pintar su retrato en una tabla y después lo colgó como escudo de la posada.

En el año 1722, el posadero Andreas Wahl compró el viejo edificio y construyó allí una pesada feudal que posteriormente adquirió el nombre de “Fürstenherberge“ (albergue de príncipes) y hospedó una ilustre lista de huéspedes:

año 1730    Federico Guillermo I de Prusia
año 1756    Giacomo Casanova
año 1763    Wolfgang Amadeus Mozart
año 1790    Johann Wolfgang von Goethe
año 1792    Emperador Francisco II y archiduque José

En torno a 1790, el vinatero Anton Carl Singer, de Innsbruck, compró el hotel. Desde el año 1804, el hotelero Johann Georg Deuringer dio al Drei Mohren fama internacional, no solo por su lista de huéspedes, sino por la magnificencia de su bodega. La lista de vinos Deuringer’sche fue el hilo conductor de premios especializados. El libro de visitas de Deuringer, que se encontró en la buhardilla en el siglo XX, contiene más de 500 páginas y recuerda las visitas reales:

año 1805    Napoleón I y Josefina
año 1808    Max I. Joseph de Baviera
año 1815    archiduqye Ferdinand
año 1825    Doña María Luisa Carlota, Infanta de España
año 1836    Otto de Grecia
año 1838    Zar Nicolás I.
año 1841    rey Luis I co la reina Teresa de Baviera

Con las consecuencias de la Revolución Francesa en torno a 1800, especialmente a mediados del siglo XIX , los tiempos cambiaron para Augsburgo y el hotel. Augsburgo se convirtió en una metrópolis industrial y el hotel, en un albergue para comerciantes de todos los países. El nieto de Johann Georg Deuringer vendió el inmueble en 1874 a una sociedad anónima y el hotel pasó a llamarse Palasthotel. En los años siguientes, la titularidad cambió varias veces.

En 1878 era del industrial Ludwig August Riedinger.  El 27 de febrero de 1929 la titularidad pasó finalmente a Drei Mohren AG.
Durante el bombardeo de Augsburgo la noche del 25 al 26 de febrero de 1944, el hotel resultó muy afectado y ardió durante dos días. Solo la fachada de mampostería resistió frente a los daños. De la valiosa estructura solo se salvaron las alfombras y cuadros, que previamente habían sido trasladados a un lugar seguro.

En 1947 el Drei Mohren AG tomó medidas para reconstruir el hotel en el mismo lugar. En 1954 se finalizó el plan definitivo y la obra comenzó el 1 de febrero de 1955, el 29 de julio de 1955 se celebró la cubierta de aguas y la inaguración tuvo lugar menos de un año después, el 26 de mayo de 1956.

Desde 1979, la gestión está en manos de Steigenberger Hotels AG. Desde el 1 de enero de 2013 Drei Mohren AG cuenta con un contrato franquiciado con Steigenberger Hotels AG. Drei Mohren AG sigue siendo el propietario y empleador, y en 2011 realizó una rehabilitación total del edificio, así como una restauración de la amplia colección artística, que ha formado parte del concepto inspirador de «Drei Mohren» .

Steigenberger Drei Mohren, Augsburgo – Historia del hotel